El running y sus beneficios psicológicos: sigue corriendo durante esta contingencia

La emergencia sanitaria causada por el COVID-19 ha cambiado el estilo de vida de todas las personas alrededor del mundo modificando hábitos tan comunes como salir a trabajar o llevar a cabo actividades recreativas al aire libre. Entre las consecuencias indeseables del aislamiento social como medida de prevención del contagio se encuentran la ansiedad y el estrés cuyo manejo inadecuado puede manifestarse en la forma de hábitos poco saludables como el sedentarismo y una alimentación inadecuada. Es posible, sin embargo, continuar realizando actividades físicas y obtener, con ello, resultados positivos: aquí te compartimos algunos beneficios de correr durante esta contingencia. 
 

Controla el estrés

Como lo mencionamos antes, el estrés es un inconveniente a tener en cuenta durante esta contingencia y uno de los beneficios más significativos que correr te puede reportar es el aumento de la capacidad de tu organismo para lidiar con la tensión mental existente y reducirla al máximo. Eso sin olvidar que también se estimula la producción de endorfinas, comúnmente llamadas hormonas de la felicidad. 

Vitamina D: ¡Gracias Sol!

La vitamina D no solamente juega un papel muy importante manteniendo huesos y músculos en buen estado, funcionando adecuadamente: también está involucrada en la síntesis, en el cerebro, de los neurotransmisores dopamina y serotonina cuya deficiencia está asociada a trastornos como la depresión. A diferencia de otras vitaminas, sin embargo, el organismo no puede adquirir la suficiente de los alimentos, sino mediante reacciones bioquímicas que necesitan de la exposición (moderada) a la luz solar. ¿Qué significa todo esto para el running? Que, saliendo a correr una vez haya amanecido o al atardecer para reducir el riesgo de insolación y quemaduras, el Sol se vuelve un gran aliado de los runners al suministrarles la vitamina D necesaria para mantenerse activos y con una actitud positiva.

La productividad hasta el cielo

Quizá alguna vez te sucedió que una pequeña caminata era todo lo que necesitabas para despejar la mente, recobrar la inspiración y volver a trabajar: esto no es casualidad. De acuerdo con diversos estudios, al activar nuestro cuerpo no solamente ponemos a trabajar nuestras extremidades: el ejercicio físico mejora tu concentración y tu actitud, de la misma manera en que estimula la creatividad: ¿te has puesto a pensar en el impacto positivo que tendría sobre el tedioso home-office hacer del running una actividad cotidiana durante esta contingencia? 

Un excelente somnífero

El ejercicio aeróbico o de cardio (el que nos hace sudar y respirar fuerte al tiempo que incrementa el ritmo cardiaco) no solamente mejora la capacidad pulmonar e incrementa la disponibilidad de oxígeno en la sangre, sino que también relaja el sistema nervioso y, sabiendo en qué momento del día realizarlo, ayuda a conciliar el sueño. Tal es el caso del running, puesto que una carrera moderada cinco o seis horas antes de ir a la cama prepara física y emocionalmente para el descanso. No hay que perder de vista, por cierto, lo importante que es el sueño: garantiza un adecuado desarrollo y mantenimiento de huesos y músculos, además de liquidar el cansancio físico y mental del día a día.

Nos ayuda a entender y superar nuestras capacidades físicas

Correr podrá parecer una actividad modesta comparada con otras más complejas como fútbol, gimnasia y crossfit, por mencionar sólo algunas; la verdad, no obstante, es que un beneficio muy importante (hasta podría decirse que único) del running es la conexión armónica entre mente y cuerpo. Practicándolo habitualmente podemos mantener un ritmo cardíaco y respiratorio; además, ciertos movimientos pasan de ser mecánicos a completamente naturales. Al dominar nuestro cuerpo iremos incrementando nuestra confianza y con cada meta realizada, por consiguiente, trazaremos nuevos retos.

Autoestima a tope

El running es un deporte cuyos resultados son relativamente sencillos de medir; esto se facilita aún más hoy día gracias a nuestros dispositivos inteligentes. Un logro nos motiva internamente a mejorar con la mira puesta en la próxima meta que nos pongamos y una sucesión continuada de logros mejora la confianza en uno mismo y la autopercepción. Así, el hecho de correr y sus resultados mejoran la autoestima. 

Comunidad de Runners

Durante la emergencia sanitaria y debido a las recomendaciones que los expertos en la materia emiten sobre la sana distancia, los runners han dejado de convivir y correr junto a otros colegas lo que puede ejercer un impacto negativo sobre la motivación para correr.
Afortunadamente, hoy en día se están lanzando múltiples plataformas digitales y apps que permiten a los runners compartir los resultados obtenidos en entrenamientos propios y compararlos en tiempo real con el progreso de otras personas. ¡Puedes seguir en contacto pese a la distancia! El interactuar con la comunidad runner te motiva y te incentiva a ser constante.